domingo, 25 de agosto de 2013

Un hombre vestido de Power Ranger verde, el nuevo superhéroe del subte de Tokio

"Los japoneses se sienten incómodos a la hora de aceptar ayuda, sienten que están en deuda con la otra persona, así que la máscara me facilita la labor", cuenta el enmascarado vestido de un Power Ranger verde, como uno de los héroes de la popular serie de televisión de los años noventa.

 
Vestido con traje verde y máscara, el frutero Tadahiro Kanemasu aguarda en las escaleras del subte de Tokio, esperando a utilizar su fuerza para ayudar a los ancianos, a viajeros con equipajes pesados o a madres con el carrito del bebe.
 
"Los japoneses se sienten incómodos a la hora de aceptar ayuda, sienten que están en deuda con la otra persona, así que la máscara me facilita la labor", cuenta el enmascarado vestido de un Power Ranger verde, como uno de los héroes de la popular serie de televisión de los años noventa.

Kanemasu, de 27 años, lleva ya tres meses como el buen samaritano de la zona oeste del subte de Tokio, donde hay muchas estaciones sin ascensores ni escaleras mecánicas.

El joven, puede dedicar solo dos horas al día a su misión, por eso espera reclutar a otros miembros. Ya está negociando con un Power Ranger rosa y otro rojo. Admite que su popularidad está creciendo: "Antes la gente no quería que me acercara a ella porque era un rarito. Ahora también piensan que soy raro, pero en el buen sentido".