martes, 12 de enero de 2016

Movilización por la suspensión de las paritarias bonaerenses

La gobernadora firmó el decreto por el cual suspendió por 180 días las negociaciones salariales en la Provincia, y desde la ATE bonaerense ratificaron que marcharán en reclamo de esta medida, y también por los trabajadores despedidos en los distintos municipios.

En rechazo a la suspensión de la ley de Paritarias Municipales por parte de la gobernadora María Eugenia Vidal, y en reclamo por los innumerables trabajadores despedidos en los municipios bonaerenses en los últimos días, este martes se realizará una marcha, convocada para toda la Provincia desde las 8 de la mañana, y cuyo acto central será en la bajada de la Autopista en La Plata.

La medida fue firmada por la gobernadora el año pasado, y se publicó este viernes 8 de diciembre, en medio de la represión que sufrieron los empleados desplazados de la municipalidad de La Plata. Se trata de una vieja norma del duhaldismo, que ya había sido declarada inconstitucional por la Corte provincial en varios de sus puntos.

A través de la misma, el gobierno bonaerense suspendió por seis meses la aplicación de la Ley 14.656 que establecía por primera vez las negociaciones paritarias para los empleados municipales de la provincia, mientras que los gremios del sector se declararon en "estado de alerta y movilización", y convocaron a marchar a La Plata para reclamar contra la decisión.

 

En este sentido, el secretario general de ATE bonaerense, Oscar De Isasi, ratificó la marcha de este martes, y explicó: "Ese decreto también intenta cercenar derechos construidos por consenso por el conjunto de los trabajadores municipales, como el salario mínimo, vital y móvil, el derecho a que las plantas de personal tengan estabilidad laboral, el derecho a la licencia por violencia de género, maternidad y paternidad".

 

A su vez, la CTA Autónoma de la Provincia presentó un recurso de amparo contra los despidos masivos, ya que según un relevamiento del gremio, en el último mes son más de 8.000 los trabajadores que perdieron su fuente de ingreso.