lunes, 16 de marzo de 2015

El día que a Nico Vázquez se le cortó el cable del ascensor

RELATO IMPERDIBLE


El protagonista de Stravaganza Tango y reconocido actor argentino dio una entrevista para contar una anécdota que vivió en el viaje de egresados a Bariloche. Además, qué le auguró un exjefe suyo…
En una entrevista para el diario Clarín, Nicolás Vázquez contó cómo era de adolescente: “No tengo mucho filtro, soy pasional. De chico, casi me echan del colegio cuatro veces. ‘Lo que lo salva es el hecho de ser buena persona’, le decían a mi vieja. He llegado a tirar petardos, o a hacer desmanes en Bariloche”.

Y sobre la ciudad ubicada en Río Negro, contó una anécdota imperdible que casi se lleva la vida de muchos jóvenes.

“Quiero pedir públicamente perdón a Bariloche, ja. Era un pibe rebelde en quinto año. Viaje de egresados. Ascensor de hotel. Máximo 6 personas. Yo desafié: ‘Hagamos récord, suban todos’. 12, 20 personas. ¡Pum! Se cortó el cable. Llaman a la policía. Salimos en el diario de allá con el título ‘Pibes podrían haber muerto’”, relató el actor de Stravaganza Tango.

Y luego cerró explicando cómo empezó a trabajar: “Mi primer laburo fue a los 12, haciendo panchos en el negocio de mi viejo. Explotaba las salchichas, pero aprendí a hacer una hamburguesa”.

“Después trabajé en el primer Easy del país. Me echaron porque no paraba de actuar. Te hacía a Luis Miguel. Un día me puse una máscara de soldadura y caminé 25 minutos como un robot. ‘Usted quiere ser actor, se va a morir de hambre. Está despedido’, dijo el gerente. Le mando un saludo, mal no me fue”, tiró Vázquez, con cierta ironía. El exjefe no la pegó…