viernes, 4 de octubre de 2013

Cristina: "no quiero un país cangrejo que da dos pasos para adelante y 20 para atrás"

La presidenta Cristina Fernández hoy que no quiere "un país cangrejo, que da dos pasos para adelante y 20 pasos para atrás" sino "un país que vaya siempre para adelante" y cargó contra los políticos que, para acceder a puestos de gobierno, buscan hacer antes un "beneficio de inventario".

 La jefa de Estado reiteró, en la misma línea que lo dicho anoche en San Juan, que""la Justicia de los Estados Unidos intenta dejarnos en default" ante las demandas de fondos buitre contra el Estado nacional por la deuda externa, y pidió "otra década" para "profundizar los cambios" de su gestión, informa la agencia DyN.

Al inaugurar el hospital materno-infantil Alberto Balestrini en La Matanza, la Presidenta afirmó que "en el fondo, todos son peronistas y todavía no se dieron cuenta", al evocar -dijo- palabras dichas por el fundador del Partido Justicialista, Juan Domingo Perón.

"Hoy es un día argentino y peronista, que casi es lo mismo", dijo la jefa de Estado, al referirse al día soleado en ese distrito, pero aclaró que "no es con ánimo de ofensa, sino para que alguna vez se entienda lo que quisieron hacer hombres y mujeres como Evita, Perón, Néstor Kirchner o Balestrini".

Acompañada por el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el primer candidato a diputado por el Frente para la Victoria en el distrito, Martín Insaurralde, Fernández afirmó también que no quiere "un país cangrejo, que da dos pasos para adelante y 20 pasos para atrás" sino "un país que vaya siempre para adelante".

En comparación con la crisis que sufre la administración de Barack Obama por la cuestión de la salud, la Presidenta remarcó que la Argentina es "un país desarrollado espiritualmente" porque dijo que, a diferencia de los que sucede en Estados Unidos, "ningún argentino de bien va a discutir si otros miles de argentinos van a tener una salud digna".

"En el país más desarrollado del mundo, donde se supone que debe haber estándares de salud, todavía se discute si le van a dar salud o no a millones", diferenció.

Luego de reiterar que "vamos a ir por otra década para profundizar los cambios", la Presidenta cargó contra los políticos que, para acceder a puestos de gobierno, buscan hacer antes un "beneficio de inventario diciendo esto que está bien me gusta y esto que no, lo separo".

"Este Gobierno se hizo cargo en 2003 sin beneficio de inventario. A la gente le importa un pito si la culpa la tuvo Juan, Pedro o José", remarcó.

Además, la mandataria cuestionó la intención de "tirar abajo todo lo que hizo el gobierno anterior y empezar sabe Dios qué cosa", y advirtió que "la anterior también era una Argentina dividida, porque unos poquitos vivían muy bien y el resto como la mona; esas son las divisiones que tenemos que terminar, la de las brechas sociales".

Fernández advirtió: "Voy a ser eternamente incorrecta, pero jugada patrióticamente; eso es la correccion, hay que tenerla con la sociedad, con los interese de la Nación", consideró, para asegurar que "lo que más nos gusta de los problemas es afrontarlos y resolverlos, para eso nos vota la gente".

Finalmente, la jefa de Estado afirmó que "A Dios y al Evangelio hay que ponerlo en práctica junto a los más vulnerables y a los que más sufren, como dice todos los días el Papa Francisco".