martes, 27 de agosto de 2013

"El campo no quiere subsidios, sólo busca reglas claras"

El titular de la Sociedad Rural ratificó su pedido de "previsibilidad y respeto por la propiedad privada". Responsabilizó al Gobierno por la "pérdida de competitividad" en el área.

El campo no quiere subsidios, sólo busca reglas claras
El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, ratificó este martes que "el campo no quiere subsidios, ni prebendas, sólo reglas claras, previsibilidad y respeto por la propiedad privada" y volvió a responsabilizar al Gobierno nacional por la"pérdida de competitividad de todas las ramas de la producción agropecuaria".
También sostuvo que "las políticas que viene aplicando el Gobierno son muy perjudiciales para el campo" y que "hace cinco largos años que no tenemos solución a los problemas que son cada vez más graves".

En cuanto a las "reglas claras", el productor explicó por radio que "es algo a lo que aspira cualquier persona que respeta las instituciones, porque sin previsibilidad y reglas claras no hay futuro posible". 

Dijo que luego de las elecciones nacionales de octubre "tenemos la oportunidad de fundar un nuevo contrato social", por lo cual "necesitamos que los partidos políticos expliquen qué van a hacer con el sector agropecuario, con las retenciones, con la presión impositiva, la inflación y el atraso cambiario con el dos tipos de dólar".

"De esa manera, vamos a poder ganar en institucionalidad, transparencia y previsibilidad. Por ejemplo, si nos dicen que van a exportar carne y van a abrir los 130 frigoríficos cerrados, entonces nosotros vamos a guardar terneras, porque dentro de dos años vamos a tener posibilidades distintas a las actuales en ese rubro", indicó el dirigente agropecuario.

Etchevehere también se pronunció por "un sistema impositivo equitativo, un dólar competitivo que sea igual para comprar como para vender, que haya mercados transparentes y que el productor reciba el precio lleno del producto".

"El productor de maíz resignó dos mil millones de dólares para que otros productos sean competitivos, y el de trigo, seis mil millones de dólares que fueron a parar a la molinería y la exportación. Hasta que cada uno no cobre lo suyo de acuerdo con su esfuerzo, su inversión y su riego no habrá oportunidad de desarrollar todo el potencial productivo que tiene la Argentina", concluyó.






fuente:minutouno