martes, 20 de agosto de 2013

Alicia Castro dijo que el primer ministro británico es "tonto, bobo e irrespetuoso"

La embajadora argentina ante el Reino Unido, Alicia Castro, cuestionó hoy al primer ministro británico, David Cameron, a quien calificó de "tonto, bobo e irrespetuoso", por haber criticado una declaración del papa Francisco formulada en 2012 -cuando aún era cardenal y arzobispo de Buenos Aires-, en defensa del reclamo argentino sobre Malvinas.

Durante una reunión de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado donde se debatió la cuestión Malvinas, Castro rechazó así una declaración de Cameron difundida en momentos en que Jorge Bergoglio fue elegido como Papa y en la que el británico le habría 
sugerido al actual pontífice que preste atención al resultado del referndum realizado en las islas.

Según Castro, Cameron cuestionó una declaración del Papa durante una misa por Malvinas en 2012, cuando an era arzobispo de Buenos Aires, y en la que Bergoglio habría dicho: "Venimos a rezar por aquellos que han caído lejos de la Patria y que salieron a defender a la Patria y a reclamar lo que es suyo y les fue usurpado".

"Tuvimos la suerte extrarodinaria de tener un Papa argentino que es malvinero", declaró Castro, y consideró que Cameron "fue tonto y suficientemente ineficaz", por haber dejado trascender una declaración sobre el Papa y la cuestión Malvinas en momentos en que el argentino era designado jefe de la Iglesia de Roma.

Según la diplomática, Cameron dijo en aquel momento -respecto al resultado del referéndum no reconocido por la ONU en el que los 
isleños votaron seguir perteneciendo al Reino Unido- que "el Papa debiera estar más atento a la fumata blanca de las islas que a lo que sigue diciendo sobre la cuestión Malvinas".

Para Castro, el primer ministro británico fue "irrespetuoso" al "comparar una encuesta entre 1.513 habitantes con la designación de la Iglesia de Roma que reina a millones de personas".

Durante su exposición en el Senado, la embajadora destacó la política encarada por el gobierno argentino respecto al reclamo de soberanía sobre el archipiélago y aseguró que en el pueblo británico "cada vez hay más personas permeables al mensaje de paz" de Argentina.

La diplomática advirtió que se está dando una situación "extraordinaria" en el Reino Unido, debido a que "la gente común está viendo que no es racional" que "los deseos o intereses, y no los derechos, de 1.513 personas condicionen las relaciones entre dos regiones".

"La gente común pensaba que eran 100.000 o 200.000 personas", sostuvo Castro respecto a la cantidad de habitantes de las islas, y reiteró que "es demagogo" el argumento británico de que les corresponde a los isleños el concepto de la libre determinación de los pueblos. 

La embajadora sostuvo que en momentos en que el Reino Unido atraviesa una crisis en lo social "el ciudadano común" británico "empieza a preguntarse por qué tiene que sostener semejante gasto en unas islas que están a 17.000 kilmetros".

"No se trata de un gasto de 6 millones de libras esterlinas anuales, sino que hay que medir el equipamiento de la militarización en el Atlántico sur, en términos de despliegue de personal de bienes y servicios de material y mantenimiento", precisó.

La diplomática informó a los senadores que el gobierno argentino est trabajando para "desarticular algunos lugares comunes" respecto al reclamo argentino, como por ejemplo la idea de que Argentina constituye "una amenaza militar".

"Argentina no constituye una amenaza militar ni para el Reino Unido ni para los habitantes de las islas. Y sí, en cambio, lo constituye el gran despliegue militar que tiene el Reino Unido en el Atlántico sur", explicó.

Castro precisó por otra parte que Argentina ha entablado conversaciones con organizaciones ambientalistas sobre los "peligros" que implican la explotación petrolera en la zona de Malvinas por parte del Reino Unido.

En el encuentro en el Senado también expuso el experto argentino en derecho internacional, Marcelo Kohen, destacó la necesidad de "mostrarles" a los habitantes de las islas que "la propaganda británica es totalmente falsa". 

"En la medida que los isleños tengan una actitud más positiva más fácil será la recuperación", declaró, y puso de relieve la importancia de desterrar la idea que intenta "imponer" el Reino Unido en el sentido de que "Argentina bloquea e impide que los pobres isleños puedan vivir libremente".

"Debemos mostrarles que estamos a la escucha de la posición de la otra parte", aconsejó y destacó que "uno de los elementos fundamentales de nuestra política de Estado es el respeto del modo de vida de los habitantes".

Participaron del encuentro, organizado por los senadores Daniel Filmus (FpV) y Rubén Giustiniani (PS), los diputados nacionales Guillermo Carmona (FPV), Federico Pinedo (PRO), Juan Carlo Zabalza (PS), Ricardo Alfonsín (UCR), el subsecretario de Cancillera José Vitar y el senador Ruperto Godoy, entre otros legisladores, además del periodista de The Guardian Richard Gott.