jueves, 15 de agosto de 2013

Al final, Luis D'Elía irá a juicio por la toma de la comisaría

Lo resolvió la Cámara Federal al rechazar el pedido de prescripción de la causa contra el ex dirigente piquetero, quien está acusado de tomar la seccional La Boca de la Policía Federal, en el 2004.

Al final, Luis DElía irá a juicio por la toma de la comisaría
La Cámara Federal rechazó declarar prescripta la causa en la que el piquetero Luis D´Elía está acusado por la toma de la comisaría en el barrio de La Boca en 2004, quien pretendía el cierre del caso y así evitar ser sometido a juicio oral.

La decisión fue adoptada por la Sala I de la Cámara al rechazar el planteo de prescripción realizado por la defensa de D'Elía, en la causa que ya va camino a juicio oral y público.

La defensa había planteado la prescripción de acuerdo al paso del tiempo, pero la Cámara sostuvo que debe valorarse "las calificaciones legales que se han venido sosteniendo por las cuales el representante del Ministerio Público Fiscal requirió la elevación a juicio".

El fiscal que elevó el caso a juicio fue el fallecido Luis Comparatore, quien en su requerimiento había pedido enjuiciar a D´Elía  por los delitos de lesiones leves, daño agravado por tratarse de bienes de uso público, en concurso ideal con atentado a la autoridad, daño simple en concurso con privación ilegítima de la libertad coactiva, amenazas con el objeto de obtener la concesión por parte de los poderes públicos, y robo agravado "todos ellos en calidad de autor".

"Se trata entonces de subsunciones legales que se han mantenido a lo largo de este expediente, de tal forma que difícilmente pueda sostenerse con éxito que esos encuadramientos legales hayan sido introducidos al sólo efecto de "impedir la prescripción", sostuvo la Cámara.

D'Elía finalmente irá a juicio junto a los manifestantes Ángel Borello y Alberto Bordón, en el marco del caso que llevó adelante el juez Sergio Torres que atravesó varios tribunales y decisiones procesales contrapuestas.

En marzo pasado, a casi 9 años del hecho, el juez federal Sergio Torres elevó a juicio oral y público la causa en la que el piquetero  D´Elía  está acusado por la toma de la Comisaría en reclamo por la detención del asesino de un dirigente de un comedor barrial,

En tanto, la defensa del líder piquetero había planteado  la prescripción de la causa para evitar llegar al juicio.
La causa fue cerrada en dos ocasiones por prescripción del delito y reabierta por la Cámara Federal de Casación Penal, tras una apelación fiscal.

A fines del 2012 la sala I de la Cámara Federal confirmó el procesamiento de D´Elía, al titular de la Federación Tierra y Viviendas y a Ángel Borello y Alberto Bordón.

A D'Elia se le confirmó el procesamiento por "lesiones leves y daño agravado por tratarse de bienes de uso público, en concurso real con el delito de atentado a la autoridad calificado", "daño agravado por tratarse de bienes de uso público" y "privación ilegítima de la libertad".

Sin embargo, llegará al juicio desvinculado del delito de "coacción agravada", por el que  se lo había acusado por presuntas amenazas a los funcionarios del Gobierno que concurrieron al lugar para negociar el cese de la toma, ya que la Cámara le sacó esa figura.

Borello  quedó procesado por "lesiones leves y daño agravado por tratarse de bienes de uso público" y "atentado a la autoridad calificado" mientras que a Bordón se le imputó "atentado a la autoridad calificado"y "daño agravado por tratarse de bienes de uso público".

La madrugada del 26 de junio de 2004 D Elia y un grupo de seguidores entró por la fuerza a la seccional para reclamar el esclarecimiento del crimen, tras haber primero estado en el comedor donde fue asesinado el dirigente Martín "el Oso" Cisneros.

Una vez en la comisaría  entró por la fuerza y según la acusación, habría impedido salir a ciudadanos que hacían trámites, entre ellos una embarazada que sufrió una crisis nerviosa, además de causar roturas en vidrios, computadoras, mobiliario y la motocicleta de un agente.

D Elia ya registra una condena anterior, fue sentenciado a  una pena de cuatro días de prisión en suspenso por pegarle una piña al ruralista Alejandro Gahan el 25 de marzo de 2008, durante una manifestación mientras  se discutía en el Congreso Nacional el tema de las retenciones al campo.



fuente: minutouno